Inversores News ha tenido la oportunidad de entrevistar a Martin Litwak, abogado y fundador de Litwak & Partners, el estudio jurídico con presencia en Miami, BVI (Islas Vírgenes Británicas), Uruguay, Perú y Argentina.

Inversores News: ¿Martin cómo comenzó tu carrera profesional?

Martin Litwak: Me recibí de abogado en Buenos Aires, en la UBA, en 1998, hace casi 20 años.

Al graduarme, ingresé a una de las firmas de abogados más tradicionales de Buenos Aires, siempre en el área mercado de capitales; y desde el comienzo me di cuenta que las grandes firmas de abogados están muy orientadas a las empresas, y se han olvidado de las familias que están detrás de las empresas.

El siguiente paso en mi carrera profesional lo di al instalarme en las Islas Vírgenes Británicas para trabajar en una firma que me contrató para liderar su área de práctica latinoamericana. Eso fue allá por 2002 y ahí concentré mi trabajo en dos temas: estructuración de patrimonios y armado de fondos de inversión. En Tortola trabajé casi 5 años.

Luego me mudé a Uruguay para abrir la primera oficina de este estudio en América Latina, la cual manejé por un par de años y entonces decidí que quería desarrollar mi propio estudio “boutique”, con un enfoque mucho más especializado y personalizado. Hice un paso intermedio por una de las firmas líderes de Montevideo y finalmente lancé la mía propia: Litwak & Partners.

La firma nació en Uruguay y hoy tenemos oficinas también en Argentina, Perú, BVI y Miami. En el equipo contamos con unos 8 abogados y nos focalizamos en estructuración de patrimonios y armado de fondos de inversión.

Buscamos tener pocos clientes y así poder brindar un trato muy personalizado. Con tiempo nos hemos convertido en un verdadero family office legal, que tiene a su cargo, y enfoca de manera integral, todas las necesidades legales, fiduciarias e impositivas de nuestros clientes fuera de su país de residencia.

IN: ¿Los clientes son todos High Net Worth Individuals (HNWI)?

ML: Si, la mayoría de nuestros clientes son familias de alto patrimonio de Latinoamérica (solo trabajamos con clientes de la región). También contamos entre nuestros clientes con muchos gestores de fondos de inversión, que es nuestra otra área de práctica fuerte.

IN: ¿Tenés algún tipo de recomendación en cuanto a inversiones, para hacerle a una persona que tiene un nivel de ingreso que le permite invertir, pero que no es un HNWI?

ML: Tenemos varios clientes que no son HNWI, pero de todas maneras nos realizan consultas específicas para poder estar mejor orientados.

Cuando nos juntamos con una familia, o con una persona para estructurar su patrimonio, en primer lugar, analizamos sus objetivos. No toda la gente tiene los mismos miedos, los mismos objetivos, las mismas prioridades.

Estos objetivos se pueden agrupar en cinco: eficiencia impositiva, privacidad, temas sucesorios, protección patrimonial y seguridad jurídica.

Dependiendo del cliente y de la importancia que le dé a cada uno de estos temas, vamos definiendo cómo estructurar ese patrimonio. Así como hemos agrupado los objetivos en 5, podemos clasificar los mecanismos o herramientas de planificación en 6. El primero es un testamento, que es un documento sencillo y barato que cualquiera lo puede hacer, aquí no hay cultura de testamentos, pero es muy sencillo y permite al cliente obtener ciertas ventajas. Después tenemos el armado de sociedades que es una segunda medida, armado de Trusts o Fundaciones como tercera, fondos de inversión familiares como cuarta, seguros de vida (PPLI o insurance wrappers) como la quinta, hasta llegar a la sexta, que es la mudanza internacional cuando ya no te gusta o conforma ninguna de las opciones permitidas por la legislación del país de residencia de la familia de que se trate. Y cuando hablamos de mudanza internacional no estamos hablando de una segunda nacionalidad o pasaporte ni de sacar una cédula en país donde es sencillo sacarla. Estamos hablando de levantar campamento e irse a vivir a un tercer país, dando de baja la residencia fiscal en el país de origen.

IN: Es decir que cada cliente es un mundo, que cada familia es un mundo y que cada uno tiene sus objetivos. Hay mucha gente que tiene la capacidad económica para poder hacerlo, pero desconoce todas estas herramientas, por la falsa creencia de que se tratan de cuestiones limitadas a millonarios y no es en absoluto así. ¿Qué tan accesible es esto para una persona que tiene unos ahorros y en vez de comprar en Argentina decide comprar en Miami una propiedad y quiere de alguna manera resguardar el capital, tener un poco más de privacidad?

ML: Algunas soluciones no son accesibles para todos, y otras si. Es lo mismo que sucede cuando uno va a comprar un vehículo o un reloj. La industria de Wealth Management o Wealth Structuring es, desde este punto de vista, como cualquier otra. Si vos te fijas en la industria de transporte automotor, hay gente que no puede comprar nada, hay gente que puede comprar una moto, hay gente que puede comprar un auto chiquito y en cuotas, hay gente que puede comprarse un auto más grande o de lujo y otros pueden comprar 5 autos. De la misma forma, hay personas que apenas llegan a tener una sociedad internacional, hay otras que tienen 15 sociedades y otras que tienen cien.

Siempre es positivo entender los riesgos que uno enfrenta al estructurar su patrimonio de una u otra manera. Si luego de analizar estos riesgos, una persona o familia decide no hacer nada, al menos habrá sido una decisión consciente.

Es decir, si yo abro una cuenta bancaria en Estados Unidos de 300.000 dólares, en principio esa cuenta a título personal está sujeta a impuestos de los Estados Unidos, especialmente al impuesto a la herencia, y es posible que en el futuro esté sujeta a intercambio de información, por lo cual tener una sociedad ahí es una herramienta muy barata para evitar en principio algún problema. Ahora si me decís tengo una cuenta con 10.000 dólares, no tiene sentido lógico estar pagando 1.500 dólares por año para proteger 10.000 dólares. Mirándolo como un seguro, la prima es muy cara.

IN: ¿En el caso de que alguien decida no estructurar, qué riesgo corre?

ML: Bueno, en el caso puntual del cual estamos hablando está el riesgo de impuesto sucesorio norteamericano que aplica tanto a nacionales como a extranjeros, siendo inclusive más gravoso para extranjeros. El segundo punto tiene que ver con el intercambio de información entre países.

IN: Es decir que estarías ahorrando dinero hoy, pero sabes que podés tener estos líos el día de mañana.

ML: Por supuesto, no olvides que hay un tema en el cual la gente se confunde. Yo escuché mucho después de los procesos de amnistías fiscales en Argentina y en otros países como Chile, Colombia y Brasil a clientes decir “bueno, como ahora yo ya blanquee o sinceré, mejor dejo todo lo que tengo a título personal porque es más fácil”. Posiblemente sea más fácil para el contador a la hora de liquidar los impuestos, pero para el cliente en general es la peor opción. Por más que uno tenga todo declarado, 100% en blanco, eso no significa necesariamente que uno quiera que el gobierno argentino, chileno o brasilero todos los años reciba de un organismo Suizo, por ejemplo, un detalle de lo que yo tengo.

IN: Podemos dejar como un punto clave para todos los inversores, ya sean chicos, medianos o grandes, que están buscando distintas alternativas en inversiones, la importancia de asesorarse y buscar un profesional que le permita conocer los riesgos, costos y beneficios de cada decisión que tomen.

ML: Sin ninguna duda, eso es como la medicina, el famoso ¨consentimiento informado¨, vos tenés que saber qué riesgos estás asumiendo.

IN: Vamos a suponer una persona que se compró una propiedad en Miami como ahorro en vez de comprarse un departamento en Buenos Aires, armó una LLC, ¿es muy complicado? porque ese es el otro tema más allá de que sea barato, caro y los riesgos. ¿es muy engorroso poder declarar acá?

ML: No, para nada. Yo voy a declarar en Argentina básicamente en bienes personales el valor de esa empresa, para lo cual un estudio contable de los Estados Unidos confeccionará el balance. Después, tenemos el impuesto a las ganancias que estará dado por los dividendos que yo me pago, pero si no retiro dividendos no voy a pagar.

IN: Una LLC sería una estructura similar a una SRL en Argentina, es lo que se denomina una empresa “Pass through”, en la cual tanto la pérdida como ganancia se transfiere al titular de la sociedad. Cuando se arma lo que vendría a ser acá en Argentina una SA, es como si fuese una persona física completamente separada y si la sociedad anónima cobra alquileres mientras no reparta dividendos no es sujeto de impuesto.

ML: Estoy de acuerdo contigo. Lo que en general sucedía hasta ahora era que el argentino que compraba una propiedad en Miami armaba una sociedad (una LLC), a través del propio broker inmobiliario y sin haberse reunido nunca con un contador. Esto antes no tenía mucha relevancia, pero ahora – que todo es transparente – las cosas cambian, ya que adquirir esa misma propiedad a través de una LLC o una Corp. tendría o no sentido dependiendo de la posición fiscal del cliente/inversor en Argentina.

IN: Es decir, no solo hay que buscar un especialista, sino un equipo interdisciplinario que te pueda ayudar.

ML: Por supuesto. Además, en Estados Unidos con estas cosas no se jode. Discúlpame la expresión. Las multas por no presentar un formulario al IRS son altas, no se pueden no pagar, no hay moratorias o, cuando las hay, no son tan beneficiosas como los blanqueos en aquella parte del mundo.

Cuando nos contactan clientes que van a armar estructuras para operar en Estados Unidos no los ayudamos si no tienen contador, y si no lo tienen le facilitamos uno de nuestra confianza.

IN: Poniéndonos en la realidad política y económica Argentina. El año pasado hubo un blanqueo que fue muy exitoso, en mi opinión por dos factores: el shock de confianza del actual gobierno y además de la entrada en vigencia de muchos acuerdos de intercambio de información con un varios de países, de los cuales, los argentinos tienen muchos activos, como por ejemplo Miami o Uruguay. Hay algunos que ya están firmes pero hay un interrogante con Estados Unidos.

ML: Me gustaría profundizar en varios de los puntos que tocaste en tu comentario. En primer lugar, creo que el blanqueo en Argentina fue muy exitoso en términos de dinero declarado. Nada más. Pero existieron deficiencias y mucho dinero no entró, lo cual no es un tema menor. En definitiva, en términos absolutos, el sinceramiento puede ser considerado un éxito. En términos relativos, no lo fue tanto. O, dicho de otro modo, el éxito podría haber sido mucho mayor.

El acuerdo firmado con Estados Unidos sobre finales de Diciembre de 2016 no tiene mayor relevancia, pero es cierto que la tendencia global es hacia el intercambio de información y cuando uno planifica un patrimonio lo hace en general con la mira en el mediano o largo plazo. Que la información financiera/fiscal se va a intercambiar ya lo tomamos como algo dado.

IN: Perfecto, es decir que independientemente de que si mañana o pasado Estados Unidos empiezan a intercambiar información con Argentina, en algún momento va a pasar y que tenemos que estar preparados para eso.

ML: Correcto.

IN: ¿Estás pensando en cuáles son los mercados o sectores en los cuáles estructurar fondos de inversión?

ML: Es claro que el país está mejorando mucho. Yo siempre sostuve que para que el país realmente creciera se debían trabajar mucho en brindar seguridad jurídica, y es algo en lo cual este gobierno está trabajando mucho. Yo soy bastante optimista respecto a Argentina siempre que se pueda mantener este rumbo político. Y no hablo del gobierno sino de todo arco político.

Sobre esa base es mucho más fácil generar inversiones para cualquier industria, que es lo que de a poco se está viendo. Uno ve inversión en real estate, energías renovables, se ven los famosos brotes verdes por todos lados y a medida que se haga la reforma tributaria y que estemos más abiertos al mundo este camino se puede acentuar.

IN: ¿Hoy en día en que países están buscando enfocarse?

ML: Más allá de Estados Unidos, vemos mucho interés por Colombia, Perú y Argentina, y después por ahí en algunos países del caribe como República Dominicana. También tenemos claro que apenas Venezuela se saque de encima a Maduro, van a llegar muchos capitales.

IN: ¿Cuál es la inversión mínima para poder entrar en los fondos que suelen armar en el estudio? ¿Qué tipos de fondos están despertando más interés en estos días?

ML: Existen fondos de diferentes tamaños. Hay fondos que se destinan a inversores HNWI donde existen mínimos de cien mil dólares, y hasta un millón de dólares, o más. Después hay fondos más tipo retail donde la inversión es mucho más baja.

Respecto de la estrategia de inversión, estamos viendo mucho movimiento en el campo de las criptomonedas, fondos de arte y artículos de lujo y fondos de capital de riesgo. Hay menos fondos de renta fija y de real estate si comparamos la situación actual con la de 3 o 5 años atrás.

IN: ¿Qué le recomendarías a una persona que está comenzando a ahorrar y armar su capital?

ML: Lo primero es el testamento porque – como explicamos al comienzo – es algo barato, fácil de hacer y se puede dejar sin efecto o modificar las veces que uno quiera. En segundo lugar, cuando este ahorro llegue a determinado nivel no muy alto, considerar algún vehículo corporativo en una jurisdicción que no sea costosa.

IN: ¿Ese vehículo corporativo se da cuando tengas una determinada cantidad de dinero? ¿Estamos hablando de cien mil dólares, un millón, diez millones?

ML: Yo te diría que si tienes cien, ciento cincuenta mil dólares valdría la pena pensarlo, quizás arriba de doscientos o trescientos ya valga la pena hacerlo sin pensarlo demasiado. Estamos hablando de costos que son de dos mil dólares por año y vale la pena pagar ese monto para proteger un patrimonio de ese tamaño.

Obviamente si fueran más, ahí sí son estructuras más complejas.

IN: ¿Qué libros le recomendarías a nuestros lectores?

ML: A mi me gustan más la literatura general que la que se relaciona con mi trabajo profesional; y creo que se aprende más leyendo libros de este género que especificos de negocios. ¿Cuales recomendaria? En primer lugar El quijote de la mancha (pero no la versión resumida), luego podría ser Rebelion en la granja, de George Orwells, y quizás 1984, donde el mismo autor adelanta mucho de lo que estamos viviendo en materia de pérdida de privacidad y demás. Otro libro que me pareció maravilloso fue El Último Encuentro, de Sandor Marai.

Fuente: Inversores News.